CISOR

Precios de bienes controlados suben 15,8% en cinco meses

El Universal – Caracas 10 de junio de 2013

.

La información del Banco Central de Venezuela (BCV) evidencia que el control de precios, que ya tiene 10 años de vigencia, no genera los resultados esperados.

 En cinco meses los precios de los bienes regulados acumulan un aumento de 15,8%, y esta cifra supera con creces a la variación registrada en el mismo lapso de 2012 que fue 4%. Esa inflación de los productos controlados, además es la más alta desde 2008, período en el cual comenzó la medición nacional de precios al consumidor (INPC).

 Solamente en mayo los productos que están sometidos a control subieron 4,2%, por el incremento que autorizó el Gobierno, el cual denominó “adecuación de precios”. El ajuste del mes pasado fue de 20% en el precio del pollo, la carne de res, la leche y el queso.

 Antes del aumento aplicado en mayo, los precios de estos cuatro rubros regulados tenían un rezago de entre 17 y 23 meses, pues el Ejecutivo Nacional, con el objeto de contener la inflación en un año electoral, postergó las revisiones.

 Modelo agotado

 Sin embargo, el control de precios se enfrenta a desacatos. El Banco Central de Venezuela y el Ministerio de Finanzas en un punto de cuenta del mes de marzo reconocieron que la regulación se incumple y detectaron que en varios establecimientos algunos rubros básicos se venden con sobreprecio.

 Analistas han expresado que luego de 10 años los controles se han agotado, y por ello, la inflación sigue disparada.

 Explican que para que un sistema como el control de precios funcione se requiere de revisiones periódicas que permitan solventar los aumentos en los costos de fabricación de los productos.

 No obstante, el Gobierno mantiene congelados los precios de los bienes por largos períodos que en la mayoría de los casos superan el año, y cuando decide aplicar ajustes, estos no compensan los aumentos de costos que se han registrado en ese lapso.

 A la rezagos en los precios se añaden los retrasos en la liquidación de divisas para la importación de insumos y materias primas, lo que ha impactado los niveles de producción de la industria nacional.

 Las demoras para la entrega de divisas también han afectado las importaciones de productos terminados, lo que genera distorsiones en el mercado.

 De hecho, las cifras del Banco Central de Venezuela sobre la balanza de pagos muestran que en el primer trimestre del año las importaciones del sector privado tuvieron una caída de 10,6%.

 En días pasados las autoridades realizaron mesas técnicas con los sectores productivos a fin de buscar vías para aumentar la producción, que ya en los primeros tres meses del año retrocedió. En dichos encuentros los representantes de las empresas manifestaron que la producción local no puede crecer por los atrasos en las asignaciones de los dólares, los rezagos de precios, los problemas laborales, entre otros factores.

 Mientras sigan las dificultades con la oferta local e importada, persistirá la escasez que en mayo cerró en 20,5%. Si bien tuvo un leve descenso con respecto al mes de abril cuando se ubicaba en 21,3%, todavía es elevada.

 Las cifras oficiales muestran además que el índice de diversidad bajó de 124,9 en abril a 113,3 en mayo.

  • logo-provea
  • Logo Cecodap
  • logo_espaciopublico
  • Logo-FyA
  • Logo Observ Ven de Conf Social
  • Logo Incosec
  • logo venamcham
  • Logo Red de Apoyo
  • Logo Vicaría
  • Logo Convite

VENESCOPIO

(+58) 212.472.44.01 - 212.395.34.96

Urbanización La Paz, Av. C con Calle 1, Quinta CISOR, El Paraíso
Código postal 1020 Apartado 5894, Caracas 1010-A, Venezuela